viernes, 24 de agosto de 2012

El asombro como comienzo del filosofar en los niños


Sobre como iniciarse en el asombro y filosofar con los niños. En un blog de Filosofía para maestros.
El asombro de un niño es lo más hermoso que puedas descubrir, porque al compartir contigo su pregunta, te inquieta a ti y te hace pensar y disfrutar la vida que a tu lado pasa



 A sus preguntas tiernas tu las puedes guiar y así llevar a descubrir la verdad. Si esa actitud permanece, ni él ni tu envejecerán, porque siempre seguirán aprendiendo. Asombrar es la actitud y el verbo que debe provocar la realidad cuando uno se encuentra con ella y la sabe gozar.
Primero te voy a presentar a Sócrates para que aprendas a practicar su método de filosofar y lo puedas aplicar a los niños y a los jóvenes en su diario andar..
Sócrates fue el padre de la filosofía. Se lo valora porque él  la practicaba  en todo lugar, y su pasión era educar a la juventud para que se cuestionara más . Tanto que prefirió morir antes que dar  un mal ejemplo a los que había de enseñar. Su método de filosofar, la mayéutica, es un método que una maestra puede aprender y practicar con gusto y con cierta facilidad, ya que de alguna forma una maestra que educa haciendo pensar, lo practica sin darse cuenta y aprende a filosofar. Para mi vida es una figura central, que marcó el modo personal que tengo de enseñar. Sócrates filosofaba realizando preguntas, de manera parecida a como hacen los niños, pero sabiendo hacia donde se dirigía. Por ejemplo ¿Que es la justicia? Qué es lo bello? El niño dirá ¿Señorita porqué llueve? ¿De donde viene el viento? ¿Para qué es un árbol?   La fuerza de las preguntas de los niños hay que aprovecharla. Frente a una pregunta de ellos se contesta brevemente algo y luego se pasa a formular otra pregunta. Con esto se busca alcanzar que aprendan a hacerse preguntas y a responderlas entre varios, con lo que cada uno sepa. Tomando el caso del viento, por ejemplo yo soplo y digo ¿qué es soplar? Esta experiencia es más cercana en ellos y quizás me digan es tirar aire por la boca. ¿Y de donde sale el aire que soplo por la boca? De respirarlo por la nariz o del estómago o de los pulmones pueden decir. Respiremos chicos....ahora soplemos. Yo me coloco en una esquina y soplo y juan que está en la otra respira...¿que pasó? Circuló el aire. El viento es la circulación del aire, de una zona de alta presión a otra zona de baja presión. El aire caliente tiende a subir y el aire frío tiende a bajar

 He asimilado a Sócrates como un amigo, un maestro. Y practico su método con niños, jóvenes y adultos sin nunca aflojar. Siempre me dió buen resultado, y las personas se asombran, aprenden y se dan cuenta que en realidad sabían más de lo que podían pensar. Si no tengo el gusto de estar filosofando con vos personalmente, por lo menos quiero darte algunas pautas para que lo  puedas practicar. En primer lugar practica el asombrarte. En la medida que puedas asombrarte de todo recuperaras la capacidad de los niños y podrás captar lo que ellos pueden sentir o pensar. Están aprendiendo y todo es nuevo para ellos. Están en la edad de las preguntas. Cuando dejan de preguntar dejarán de aprender y de ser. Por eso es importante que aprendas a asombrarte para poder filosofar.
 En el lugar en que estés, empieza a mirar a tu alrededor y mira las cosas distinto, preguntándote porqué son así o porque no serán. Esto es lo que hay que practicar con los chicos en alguna clase, sobre todo llevándolos a un jardín o un ambiente natural. Así filosofaban Platón y Aristóteles, caminando en el jardín con sus discípulos y él les enseñaba a pensar. Aprender a mirar la naturaleza. Podes hacer tres o cuatro encuentros, asombrándose en cada uno de un elemento de la realidad que vayan eligiendo. Cuando se están asombrando, podés hacer en un momento de quietud las siguientes preguntas que se cuestionan por:las causas de cada cosa
por ejemplo hablando de un árbol
¿quien lo hizo y de donde viene?
¿que es un árbol?
¿para que es y para que sirve?
¿de que está hecho?
Uno da la pauta  de que va a hacer cuatro preguntas, y que siempre van a ser las mismas para otros temas (son las preguntas por las causas de cada ser. También se les dice que cada uno va a poder preguntar al grupo otras preguntas y entre todos las vamos a contestar. Es propio de los niños hacer muchas preguntas.Es propio de todos constestarlas. Yo tengo cuatro hijos, y filosofaba con ellos a la hora de la comida. Fue un  placer hacerlo y algo les dejé. Poder se puede. Lo he experimentado. Te invito a hacerlo y realizarlo. Podemos hacer la presentación de Sócrates como el padre de la Filosofía y nuestro amigo y como el que nos enseña a pensar . Lo mejor de todo es que vamos a presentarle la Filosofía, luego de que hayan filosofado.
Hay muchas preguntas para hacerte y para aprender como por ejemplo ¿qué es un color? ¿Existe el tiempo? ¿Porqué hay olas? y muchas otras. Hay que preguntarse con los niños, y asombrarse y disfrutar. ¿Porqué no?
Si escribís tus dudas o un tema que plantees en los comentarios, te contestaré filosofando. También dejo la dirección de mail por si querés compartir una experiencia o si quieres que la publique para bien de todos.
Espero que la vida te asombre y no te pase de costado


                                                       Julio Daniel Nardini

                                        julionardiniargentinadepie@hotmail.com


Follow leonidascon300 on Twitter
Compartir en Facebook con mis amigos
Compartir


HAGA CLICK EN ETIQUETA Y VERÁ TODAS LAS ENTRADAS RELACIONADAS CON EL TEMA.